lunes, 10 de julio de 2017

Nuestra Boda : El Vestido

No me puedo creer que ya haya pasado un año entero desde que nos casamos. Fue un día precioso, de hecho fue más romántico y mágico de lo que jamás podría haber imaginado. Es hora de que os enseñe algunos de los detalles de ese día, y qué mejor manera de empezar que con el vestido de novia!


Elegir el vestido de novia fue una de las partes más divertidas de preparar la boda. Hoy en día hay tantos estilos diferentes para elegir y quería elegir un vestido especial que reflejase mi manera de ser. 
Me probé muchos vestidos preciosos pero la mayoría habrían sido muy olvidables, pero luego fui a  Tul Novias. Desde el momento que encontré esa pequeña boutique de vestidos de novia sentí que mi vestido estaría ahí. 
Loli Calo es la dueña y la mejor persona para la labor. Rápidamente se fija en qué tipo de persona eres y solamente te muestra los mejores vestidos para tu figura y estilo. Debo admitir que fue bastante difícil elegir entre las preciosas elecciones que tenía para mí. 
Y digo que fue difícil porque pensé que elegiría un vestido de espalda abierta, no de escotazo, pero realmente este era el vestido más espectacular de todos los que había probado y Loli estaba convencida de que era mi vestido.

Una cosa estaba clara: era una novia Jenny Packham. En cuanto me probé sus vestidos me di cuenta de que eran increíbles, el diseño y calidad de los materiales era de otro mundo, y el vestido Nerissa que llevé me quedaba como un guante. 

El vestido está hecho de seda pura, con cristales de Swarovski en un patrón geométrico muy al estilo de los años 20. El diseño del vestido podría ser el de uno de pasarela o alfombra roja y aún así es de novia. 
Os diré más sobre la inspiración de mi boda en otra entrada, pero básicamente tenía en mente a Downton Abbey y Orgullo y Prejuicio y este vestido era perfecto. 

Me enamor de la manera que marcaba mi figura, siguiendo mis curvas y realzando mis mejores puntos. Su movimiento y caída es espectacular, brillando cuando la luz se reflejaba sobre los cristales Swarovski. Es un vestido pesado, así que daba igual como me moviese porque siempre caía perfectamente sobre mi cuerpo. 

Sé que no es el tipo de vestido que le encanta a todos, pero desde luego que llamó mucho la atención y yo estaba completamente enamorada de él!

¿Qué os parece este delicado vestido?
Fotos by Manu Díaz Fotografía Emotiva