jueves, 10 de septiembre de 2015

NARS Creamy Radiant Concealer : Opinión y Swatches

El NARS Creamy Radiant Concealer es uno de los correctores con más fama del mercado, ya que supuestamente proporciona suficiente cobertura para las ojeras oscuras pero aún es lo suficientemente cremoso como para no dejar la zona seca y agrietada. 
¡Vamos a ver si este producto cumple las expectativas!


Envase
Debo decir que el envase cumple su función. Es un tubo transparente con el nombre NARS que me recuerda a un gloss y luego tiene el típico tapón negro de goma. Cualquiera que haya usado los productos de NARS ya sabrá que esta goma negra se ensucia rápidamente, y en este caso no es excepción. 

El aplicador es una esponjita suave que me gusta ya que aplica producto sencillamente aunque no la utilizo para extender el producto, sino solamente para aplicar una pequeña cantidad porque sino sería demasiado. Prefiero usar una brocheta o mi dedo para difuminarlo. 
Color
Uno de los mejores puntos de este corrector es que hay un amplio rango de colores para todos los tonos de piel. Otras marcas solamente ofrecen un tono claro, medio y oscuro pero NARS tiene 10 colores diferentes, lo cual es estupendo. 

Yo uso el tono Vanilla que es el segundo más claro y el que siempre está agotado en Inglaterra. Pensé que os pondría la lista del resto de colores para elegir: 
- Chantilly (Light 1): Marfil más claro
- Vanilla (Light 2) : Rosa más claro
- Honey (Light 3): Melocotón de claro a medio
- Custard (Medium 1): Subtono amarillo de claro a medio
- Ginger (Medium 2): Dorado medio 
- Biscuit (Medium Dark 1): Neutral medio oscuro
- Caramel (Medium Dark 2): Subtono amarillo medio oscuro
- Amande (Medium Dark 3): Dorado medio oscuro 
- Café (Dark 1): Oscuro con subtono cálido rojizo 
- Cacao (Dark 2): Oscuro con subtono dorado

Si os gustaría ver swatches de todos los colores y no solamente el mío (Vanilla) id a Café Makeup donde podéis verlos todos. 
Formulación
La formulación es cremosa como indica su nombre, es un corrector líquido pero de consistencia más espesa de lo habitual. La cobertura supuestamente es de media a completa y se puede ir incrementando lo cual es bueno. 
En teoría también es hidratante, ilumina la zona bajo los ojos, proporciona un brillo satinado y es cómodo a la vez que cubre nuestras ojeras oscuras. 

Afortunadamente es no-comedogénico y libre de fragancia así que debería ser perfecto para la mayoría de tipos de piel incluyendo la acneica y sensible. 

Acabado
El acabado intenta parecerse a la piel y debo decir que estoy de acuerdo en que parece muy natural si se aplica correctamente. Como ya mencioné es una formulación que se puede aplicar en varias capas y sugiero que lo hagáis de esta manera fundiéndolo con la piel para conseguir un acabado perfeccionado. 
Es increíblemente fácil de difuminar y prefiero hacerlo con la yema de los dedos porque calienta el producto y hace que se funda sobre la piel mejor que con una brocha. Antes difuminaba el corrector con un pincel pero leí una sugerencia de que era mejor usar la yema de los dedos con el NARS Creamy Radiant Concealer. Yo noté gran mejoría!
Es muy fácil pasarse con el producto, especialmente con la esponjita que aplica una cantidad muy grande de corrector. Es mejor utilizar una pequeña cantidad, difuminarlo con el dedo y usar más si piensas que es necesario. 

Sí que ilumina la zona bajo los ojos como se ve en la foto de mi cara y tiene un acabado satinado que parece piel. En la zona de las ojeras dura mucho tiempo pero lo he usado en otras imperfecciones del rostro y como tengo la piel bastante grasa no dura tanto, sobre todo si no lo fijo con polvos. 

Aunque es cremoso y supuestamente hidratante yo no considero que lo sea tanto como esperaba. Si tienes la piel grasa te vendrá bien el acabado satinado-mate pero mi contorno de ojos está bastante deshidratado así que me resulta bastante seco y me marca líneas si no tengo cuidado. Si miráis con atención la foto veréis las líneas donde se ha cuarteado. Procuré no volver a difuminar para que lo vieseis en la foto. 
En Resumen
Estoy a punto de acabar el corrector y me estoy preguntando si lo volveré a comprar de nuevo. Puede ser un poco espeso y seco a veces para mi contorno deshidratado pero me resulta útil para llevar de viaje ya que vale como corrector para otras imperfecciones. 

Creo que prefiero una consistencia más líquida para mi zona bajo los ojos ya que no tengo ojeras oscuras así que me vale un corrector más ligero para esta área. El hecho de que cuartee es más preocupación para mi porque parece que tengo arrugas!
Cuando se agote pasaré a utilizar Charlotte Tilbury The Retoucher a diario que hasta ahora solamente usaba para ocasiones especiales así que os podré decir si echo de menos el corrector de NARS o no tanto!

¿Habéis probado el NARS Creamy Radiant Concealer?